La indignante indiferencia del CNTV frente a la realidad laboral de actores y actrices 

Miércoles, 5 julio, 2017

Por Andrea Gutiérrez 

Esta historia comenzó hace 4 años, cuando se promulgó la Ley de Televisión Digital en La Moneda. Una ley que para el Sindicato de Actores de Chile traía una nueva posibilidad para que el incumplimiento laboral de los canales de TV, en lo que concierne a actores y actrices, fuera corregido.

 Hasta hoy, actores y actrices se vinculan con los canales como prestadores de servicio o como empresas, pero no como trabajadores. Uno de los aspectos de la ley nos permitiría cambiar eso: traía la posibilidad de interponer una denuncia al CNTV y de que éste, después de determinar el incumplimiento, sancionara a los canales con una multa y, en caso de reiteración de la falta, incluso prohibiera la transmisión del canal infractor.

 Así partió esta lucha. Presentamos antecedentes que demostraban esta falta en los casos de actores y actrices de 3 canales. ¿Qué hizo entonces el CNTV? Poner la primera traba: crear una norma que no permitiera presentar una fiscalización como prueba, sino exigir un juicio ejecutoriado. ¿A qué nos obligaba esto? A tener que recurrir a los tribunales de todos modos, judicializando una discusión que no resiste análisis, pues nuestros socios son claramente trabajadores que cumplen horario, instrucciones y trabajan en un lugar específico que les designa el empleador o sea, bajo subordinación y dependencia.

A este obstáculo se sumaba otro problema: en el sector con una de las tasas más bajas de empleabilidad ¿quién se atreve a demandar a un canal, con el riesgo de perder un puesto de trabajo? Sólo quienes ya han sido despedidos injustamente. Tuvimos que seguir este camino y tomar el primer caso de demanda por despido injustificado para presentarlo: el del actor Fernando Larraín. Tal vez no sea el caso que muestra con mayor nitidez al trabajador precarizado, sin embargo éste fue el escenario al que nos llevó el CNTV con sus normas absurdas que se alejan del objetivo de aunar fuerzas para sacar a los actores y actrices de un escenario laboral que no los considera trabajadores.  

¿Qué sucedió? Tras presentar la denuncia bajo las reglas impuestas por ellos, fuimos rechazados en 3 ocasiones, tras las cuales presentamos 2 recursos de reposición que, finalmente, no surtieron efecto. Nuestra denuncia fue rechazada a pesar de que la mayoría de los consejeros votaron a favor de las razones esgrimidas por SIDARTE, pero no constituyeron una mayoría absoluta, sino simple.  

Todo esto nos hace pensar que al CNTV, al parecer, le importan la moral, las buenas costumbres y el lenguaje que usan los humoristas en televisión, pero no le importan los trabajadores. Hemos dado esta pelea durante los últimos cuatro años de manera incansable; enfrentándonos a quienes fuera necesario, sin miedo. Ésta es la oportunidad para dejar en claro que en este tipo de peleas es donde más se nota la fragilidad de nuestra norma laboral; si fuera una legislación sólida, no hubiésemos tenido que llegar a estas instancias. 

Pocas veces los actores prestamos atención a lo importante que es la discusión en materia laboral, pero es clave entender que somos un Sindicato Interempresa creado como categoría en el Plan Laboral hecho en dictadura, que no tiene derecho a negociar colectivamente por sus trabajadores a menos que el empleador lo consienta; no contamos con negociación ramal y tenemos un gremio integrado por personas que muchas veces, como en este caso, no son consideradas como trabajadores por los empleadores. Ésa es nuestra realidad. 

En este escenario nebuloso, sí hay algo que tengo muy claro porque lo intentamos, y es que esta lucha no la pueden dar un puñado de dirigentes, esta lucha la tienen que dar los trabajadores y trabajadoras con la claridad de que esta transformación es justa, es necesaria y es urgente para cambiar al país. Y con la consciencia de que no los ayuda sólo a ellos, sino a todos los que forman y formarán parte de este sector a futuro. Éste es uno más de los puntos de la extensa lista de derechos que debemos recuperar. 

No me cabe duda de que más temprano que tarde lograremos este cambio que sembrará las bases de un ecosistema laboral más digno, justo y humano para los actores y actrices trabajadores de Chile. 

__________________________________________________

**Conoce los detalles del fallo y nuestra posición aquí.

Compartir
Noticias Relacionadas
unnamed

Sidarte firma convenio con colaboración con Chileactores

Martes, 30 diciembre, 2014

Este 20 de diciembre, en la sede del Sindicato de Actores, con la firma...

Sidarte_12 enero

Comisión de Cultura de la Cámara de diputados sesiona en Sidarte para conocer la Ley de Artes Escénicas

Miércoles, 14 enero, 2015

El proyecto legislativo busca proteger el derecho ciudadano que asegure el acceso a las...

proyecto-edicacionprevisional

Proyectos de educación previsional para los trabajadores de las artes escénicas llega a cuatro regiones del país

Miércoles, 3 junio, 2015

Se han seleccionado, para su realización, las regiones de Tarapacá, Valparaíso, Metropolitana y del...

  • RT @TeatroSidarte: PAISAJE NACIONAL desde el jueves: 2 trabajadoras quieren hacer una revolución para mejorar sus condiciones laborales htt…
Copyright Sidarte 2016 | Sindicato de Actores de Chile | Ernesto Pinto Lagarrigue 131, Barrio Bellavista - Santiago, Chile | (+56 2) 2777 1036
Diseñado por Agencia How!