Shenda Román: postulación de la destacada actriz para el Premio Nacional de Artes 2021

Como Sindicato de Actores, Actrices, Trabajadores y Trabajadoras de Artes Teatrales de Chile (SIDARTE) apoyamos la postulación al Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales 2021, a la destacada actriz nacional Shenda Román, quien ha sido protagonista de una época señera en la cultura chilena del siglo XX.

Formada en el Teatro de la Universidad de Chile, tuvo también una importante participación en el Teatro de la Universidad de Concepción. Junto con otros jóvenes actores creó el Teatro Experimental de la Universidad de Chile, hoy Teatro Nacional Chileno. 

Dotada de una fuerte presencia escénica, además de una versatilidad que le ha permitido enfrentar el drama social y la comedia con equiparidad de resultados, Shenda Román se ha paseado por un amplio repertorio escénico que incluye tanto el teatro clásico como el contemporáneo, (Madre coraje, Doña Rosita la soltera, Las preciosas ridículas, El sombrero de paja de Italia, Muerte de un vendedor viajero), pasando tempranamente a la radio, el cine y la televisión.

Su natural talento, para el cine resultó dotada de un rostro muy fotogénico y de una sensualidad tan natural como realista, que le permitiría dar vida a personajes populares de gran solidez y contundencia visual. Debutó en El tango del viudo y su espejo deformante, el primer largometraje del cineasta Raúl Ruiz, quien es el realizador chileno con mayor reconocimiento en el cine mundial, destacado al mismo tiempo entre los cineastas que más han aportado al pensamiento y la experimentación del cine de todos los tiempos, y quien también tendría a Shenda Román como protagonista femenina de Tres tristes tigres, rol que ya había hecho en teatro y en el que alcanzó probablemente su mejor actuación cinematográfica.

Más breve, pero igualmente intensa es su actuación en El Chacal de Nahueltoro de Miguel Littín.  Todavía con dirección de Littín destacaría por su participación episódica en La Tierra prometida, donde sostiene con la mirada un plano-secuencia de antología y que sería su último trabajo cinematográfico antes de exiliarse a causa de la llegada de la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet.

En Cuba y Suecia seguiría actuando en teatro y cine. De regreso del exilio alternó espaciadas actuaciones con la labor docente, volviendo al cine sólo en cortometrajes. Ocasionalmente aparece en las tablas demostrando que no ha perdido ninguna de sus notables capacidades dramáticas. 

En 2015 recibió el premio Elena Caffarena por su aporte en la defensa de los derechos de las mujeres en Chile, donde realizó un llamado a las salas de teatro. “Nuestra profesión es muy sensible y de una lucha constante en el tiempo. Se espera que nuestro trabajo sea gratuito,  pero no son tiempos de gratuidad”.

Tres años después, el Sindicato de Actores, Actrices, Trabajadores y Trabajadoras de Artes Teatrales de Chile (SIDARTE) rindió un homenaje al amplio repertorio escénico de la actriz, quien hoy a sus 92 años, es una gran referente para las nuevas generaciones de actores, actrices y audiovisuales.

El agradecimiento a la historia de Shenda Román se hace imprescindible, donde la petición al Premio Nacional de Artes de Chile, es solo un paso ante el reconocimiento que merece esta gran actriz y maestra de las artes escénicas. Si quieres ser parte de esta petición ¡Firma aquí! 

Previous

Next